Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación.

5 errores comunes al medir estores

5 errores comunes al medir estores

Los estores están tan de moda que se han convertido en la principal alternativa para vestir las ventanas y puertas de muchos hogares. Comprarlos online es una opción perfecta, ya que debido a la demanda de este producto hay una gran oferta que resulta en precios muy asequibles. Aun así, hay errores comunes que se cometen al medir estores y esto impide que queden como esperamos. En este post te hablamos de estos para que tú puedas evitarlos. 

Los errores que se cometen al medir estores

Lo bien (o mal) que quede un estor dependerá de las medidas que tomemos. Es posible encontrar los estores perfectos, incluso cuando hay pequeños defectos de estructura en el hogar, pero para asegurarte de que harás una compra satisfactoria deberás seguir estos consejos que te permiten tomar las medidas apropiadas en cada caso. ¿Qué errores no debes cometer al medir estores?

No dejar margen

Si bien es cierto que el estor tiene la función y finalidad de cubrir la ventana, hay que entender que es un material completamente distinto al de la ventana, que no es rígido por completo y que no quedará bien si no se deja un margen considerable por cada lado, siempre y cuando se pueda. En este caso, el 'más vale que sobre que no que falte' es completamente cierto. 

Si encargas los estores del mismo tamaño que la ventana no quedarán bien y no lucirán como esperabas. ¿Cómo hay que hacerlo entonces?

Bien, para comenzar, mediremos de lado a lado la ventana o puerta, en caso de que quieras que este vaya por el exterior. Hay ocasiones en las que muchas personas buscan estores para cubrir solo el cristal. En este caso, se mide la ventana de lado a lado por el interior, es decir, donde está el cristal, y no hay lugar para un margen extra.

Si lo que buscas es el estor convencional, el que cubre las ventanas por fuera, tras medir la ventana de marco a marco, añadiremos entre 5 y 10 centímetros más por cada lado, dependiendo del espacio que haya disponible. 

En lo que se refiere al largo, haremos lo mismo por la parte superior, sumar algunos centímetros para que el estor no quede pegado al marco. Para la parte inferior no suele haber problemas, aunque si quieres que llegue al suelo, lo mejor es añadir unos 10 centímetros más para que no sea necesario desenvolverlo por completo. 

No tener en cuenta el mecanismo

Al medir los estores, hay que tener en cuenta que estos se enrollan en una barra y que esta ocupa espacio a los lados del estor, pues es un poco más larga y suele llevar añadidos unos embellecedores. Por ello, es importante que tomes en cuenta esta medida, pues si apuras mucho el espacio, puede ser que no entre luego el sistema y que no puedas instalar el estor. 

Por ello, cuenta con el espacio que va a ocupar el mecanismo que sería de unos 8 centímetros a lo alto y unos 3 a lo ancho. Calcula también si es posible que el mecanismo se ancle en la pared, aunque si no se pudiera, siempre existe la opción de agregar unas escuadras para separarlo de la pared. 

No elegir el largo adecuado

Antes hemos mencionado lo de 'más vale que sobre que no que falte'. Esto también es cierto cuando hablamos del largo de la tela del estor. Hay que sumar varios centímetros, sin importar si quieres que llegue al suelo o que solo tape la ventana. Para que no quede justo y raquítico, por decirlo de alguna manera. Piensa que el largo no importa si es demasiado, ya que se enrolla en el tubo. 

Ten en cuenta cuando al medir estores si hay radiadores, muebles u otros objetos que vayan a quedar bajo el estor. 

Encargar estores demasiado grandes

Si un estor pequeño queda mal, uno demasiado grande también. Este es un asunto realmente preocupante cuando se trata de ventanas encastradas o cuando estas ocupan toda una pared. Ena este caso, incluso es mejor jugar a lo corto, midiendo un centímetro de menos por cada lado. No se notará y dará fluidez al estor para subir y bajar. Esta es una de las situaciones más complicadas para medir estores. 

No tener en cuenta ciertos detalles

Medir estores, pedirlos online e instalarlos es sencillo, pero a veces puede haber pequeños detalles que se nos pasen por alto. ¿Cuáles pueden ser algunos de ellos?

  • El lado por el que se va a subir y bajar. El estor manual tiene una cadena de accionamiento que necesita su propio espacio. Si al medir estores los dejas muy pegados a la pared, esto supondrá un problema. 
  • Si tienen tubo o cajón. Dependiendo del mecanismo que elijas, necesitarás más o menos espacio. El cajón es más plano, pero requiere de un espacio considerable para ponerlo, mientras que el tubo necesita menos, pero sobresale más hacia afuera. Un simple centímetro que falte podría estropearlo todo. Si tienes dudas sobre el hueco que necesitas y cómo medir estores en este sentido para que queden perfectos, cuenta con nosotros. Ven a vernos, mándanos un email o llámanos y estaremos encantados de ayudarte. 

Por tanto, hay que recordar estos detalles al medir estores. En nuestra página web encontrarás instrucciones precisas sobre cómo medir los estores. Además, tenemos una amplia variedad de estos de todo tipo para que encuentres el que más se adecúe a ti, las necesidades de tu hogar y tu bolsillo. Los tipos de estores que vendemos son: 

  • Estores opacos para una oscuridad absoluta. 
  • Estores traslúcidos que hacen la función de las cortinas convencionales. 
  • Estores screen, ignífugos y que controlan la temperatura y la luz
  • Noche y día, para conseguir ambos efectos según lo desees y necesites. 
  • Transparentes, para terrazas y espacios abiertos. 
Entra en nuestra tienda online y elige los estores que mejor vayan contigo. ¡Te esperamos!

Compartir